domingo, 2 de septiembre de 2012


Tú eres tú,  yo soy yo, pero tú y yo
[aunque me duela pensarlo] 
ya no somos nosotros. 



Así que, si no te importa, voy a seguir manteniendo el recuerdo de lo que fuimos por una sola razón: ya no volveremos a serlo.


3 comentarios:

  1. LLegue por casualidad aquí, empece a leerte, y están re buenaaas tus palabras! Saludos!

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de comentarios. Thanks :)